Serviceline
Línea de servicio de Sensores Industriales
Atención al cliente para protección contra explosiones

Principio funcional de la tecnología Multi Pixel (MPT)

La medición de la distancia óptica se efectúa en base al principio de triangulación. Con este método geométrico, se realiza un cálculo preciso de los ángulos de cada triángulo para medir la distancia al objeto.


El haz de energía emite un haz de luz hacia el objeto de destino; el objeto refleja este haz de luz hacia el origen. El haz láser reflejado se captura en un receptor sensible a la luz situado en el sensor, en el llamado conjunto multipíxel.

En función de la distancia entre el sensor y el objeto, la luz reflejada incide en distintas posiciones del conjunto multipíxel: Si el objeto se encuentra cerca, se producirá un cambio de ángulo mayor. Si está más alejado, este cambio será menor.

La distancia exacta del objeto sometido a medición se obtiene al observar la relación angular y determinar la posición del punto luminoso en el receptor. Este cálculo se efectúa mediante un microprocesador integrado y los algoritmos de software correspondientes.


Los objetos pueden detectarse de forma bidimensional mediante el sensor con luz láser. En lugar de un punto de luz, se emplea una línea de luz para el contacto con el objeto. Esta línea de luz se refleja y proyecta en el reflector de resolución espacial bidimensional en forma de intersección luminosa. En este caso, se utiliza como detector un chip CMOS plano.

La combinación del principio de triangulación y la función de medición convencional permite medir la distancia, altura y anchura de los objetos.