Línea de servicio de Sensores Industriales
Atención al cliente para protección contra explosiones

Centrales de energía térmica solar

La temperatura de la superficie del sol es de unos 5800 °C. A la tierra apenas llega una fracción de ella, pero todavía es suficiente para convertir esta energía térmica en energía eléctrica. Los colectores de espejos de las centrales de energía térmica solar concentran el calor solar y lo reflejan para trasladarlo a un absorbedor. Las temperaturas extremadamente altas resultantes impulsan los aerogeneradores mediante generadores. De esta manera, se genera electricidad ecológica a partir del calor del sol.

Ya sea en centrales de concentradores solares, en sistemas Fresnel o en torres de energía solar, se necesita una tecnología de sensores potente para alinear los espejos con respecto a la posición del sol y verificar un aprovechamiento eficiente del calor solar. Para ello, se utilizan encoders y sensores de inclinación de Pepperl+Fuchs. Con frecuencia, también suelen encontrarse sensores inductivos para información sobre posición final en las centrales de energía térmica solar.

Puesto que estas centrales eléctricas utilizan el calor del sol, están especialmente indicadas para desiertos y entornos desérticos en los que la radiación solar es abundante. Estas zonas se caracterizan por diferencias extremas de temperatura entre el día y la noche, así como por tormentas de arena y depósitos de otro tipo de sustancias en el aire. Para estas exigentes condiciones ambientales, Pepperl+Fuchs ofrece sensores con alta resistencia a la temperatura y la estanquidad que no se desgastan.



e-news

Suscríbase a nuestro boletín y reciba noticias e información interesante sobre el mundo de la automatización.

Suscribirse
amplify–The Pepperl+Fuchs Magazine

Descubra nuestra revista en línea. Allí encontrará interesantes historias de éxito, informes de aplicaciones, entrevistas y noticias regionales.